La entrevista: Josefina Ruiz

1. ¿Cómo se produjo tu primer contacto con los Sagrados Corazones y cómo te incorporaste a la Parroquia? Hace 22 años, mi hija mayor Lorena tenía que empezar la catequesis. Normalmente nos íbamos al pueblo los fines de semana, así que íbamos a misa allí, pero ella quería hacer su primera comunión con los compañeros de clase y cómo estaba en el colegio Ntra. Sra. de la Paz, pues la apuntamos. En una reunión con los padres, pidieron catequistas y ese año me apunté como ayudante con otra catequista que ya llevaba algún tiempo. Al siguiente ya me engancharon y hasta ahora.

2. ¿Con qué tres palabras describirías tu Parroquia y por qué? Familiar, acogedora y alegre. Familiar, porque es una parroquia más bien pequeña. No somos muchos los que trabajamos en ella y, aunque eso hace que tengamos que trabajar en todo un poco, también hace que nos conozcamos todos y nos sintamos como familia. Acogedora, porque no tenemos grupos cerrados, cualquiera que se acerque con ganas de entrar, tiene las puertas abiertas e incluso le empujamos un poco, no vaya a ser que se arrepienta y se vuelva. Y alegre, porque todos los que trabajamos en ella, somos gente que trabaja con alegría y eso se trasmite en las celebraciones y reuniones.

3. ¿Qué le dirías a los jóvenes que no celebran la Eucaristía habitualmente? Lo que les digo siempre, que me encantaría que se dieran cuenta lo importante que es la Eucaristía para los que somos seguidores de Jesús. Que entiendo que no les apetezca ir porque todavía no han sentido esa necesidad pero que si, en vez de oír misa, intentan vivirla, seguro que será diferente. Y lo que más intento con ellos es explicarles lo que a mí me aporta y lo que la necesito en mi vida.

4. ¿Por qué crees que merece la pena vivir la fe en grupo? Porque una fe en solitario es una fe egoísta y fe y egoísta son dos palabras que nunca pueden ir juntas. Cuando tú tienes fe, no te queda más remedio que compartirla y cuando es en grupo resulta mucho más enriquecedor.

5. ¿Cuál dirías que ha sido la experiencia de fe más fuerte que has tenido? No podría decir ninguna en especial, porque han sido muchas pero muy normales, sin exageraciones. Mi fe es de esas que se podrían llamar heredadas, aunque la fe no sea hereditaria, porque ha estado ahí toda mi vida. He tenido momentos más bajos pero siempre ha estado ahí. Podría decir estando sola en la capilla, ante el sagrario o en el campamento, rodeada de jóvenes, en la misa al aire libre al atardecer…

6. ¿Qué significa para ti la Semana Santa? Aparte de unos días de no parar en la parroquia porque hay que preparar muchas cosas, es un tiempo que me encanta. De pequeña no me gustaba nada porque había que estar tristes todo el día, no podíamos cantar, ni escuchar la radio, ni nada porque solo se celebraba la muerte. Ahora me encanta porque es el momento del año más intenso de mi vida de fe, dedico más tiempo a mi relación con Jesús y la vivo con la alegría de saberme salvada por él.

7. ¿Cuál es tu texto bíblico favorito y por qué? Hay varios que tengo como favoritos, según el momento que estoy viviendo. Pero si tengo que elegir uno, yo creo que me quedo con el de: “Vosotros no me escogisteis a mí, fui yo el que os escogió a vosotros». Porque cuando veo que nada me sale como yo quiero o me siento muy cansada y me dan ganas de dejarlo todo, pienso que cuando Él me eligió será porque sabía hasta dónde puedo llegar y entonces, me pongo en sus manos y sigo adelante.

Related