La entrevista: José Luis Castro

1. ¿Qué experiencias de convivencia y Campos de trabajo has vivido? ¿Cuál te ha marcado más? Mis experiencias de convivencias comenzaron  cuando cursaba quinto de primaria y han continuado hasta el día de hoy, asistiendo a muchas de ellas tanto como catecúmeno como catequista. En cuanto a los Campos de Trabajo, he realizado dos. El primero fue Canguro, en Salamanca, y después Regina Mundi. Sin duda, la experiencia que más me ha marcado ha sido Regina Mundi. Durante el Campo de Trabajo descubrí una forma de encontrarme con Jesús a través del servicio continuo. Este no se limita a unas horas unas horas sino que está centrado en la dedicación plena. Pero también fue muy importante para mí la primera convivencia a la que fui de catequista: Un lugar en el mundo. Aprendí mucho sobre cómo ser testigo del crecimiento en la fe de un grupo pequeño de jóvenes comprometidos con el mensaje de Jesús.

2. ¿Hay alguna lectura importante para ti? ¿Por qué esa importancia? Sin duda, el capítulo tres de la carta a los Filipenses de San Pablo. La escuché por primera vez al leerla Nacho Domínguez sscc en la convivencia de Puente-Muro y me había dicho el Curro Cruz sscc que estuviera muy atento a lo que se iba a leer. Comprendí entonces lo ridícula que era mi actitud ante la vida a los quince años. Me consideraba alguien importante, con muchos logros y distinciones que me situaban por encima de los demás. Pero las experiencias de ese fin de semana cobraron fuerza ante las palabras de San Pablo: «si alguien estaba seguro de sí mismo, más lo estaba yo». Desde entonces, empecé a enfocar mi vida desde lo que Jesús quiere, cambiando en primer lugar mi relación con los demás. Aprendí a ver poco a poco cualidades de los demás como tesoros inigualables y a ser consciente de que mis limitaciones no eran sino obstáculos para acercarme al Señor. En definitiva, esas palabras rompieron un escudo de pedantería o presunción, y me enseñaron a reírme de mi mismo, de mis miedos y de lo que veía importante.

3. Cuéntanos algún momento divertido o alguna anécdota. Me pareció un momento muy divertido cuándo descubrimos los famosos «churros» en las convivencias de Jerez. Algún catecúmeno ha llegado a ofrecerlos en las oraciones y pedir gracias por ellos tras horas de utilizarlos en la piscina. También el «pique» de algunos chicos al perder en las competiciones organizadas de las últimas convivencias (con algunos catequistas al frente de las protestas) o el descontrol arrítmico de los que no somos muy dados al cante y al baile. Creo que toda convivencia está llena de momentos especiales y divertidos.

4. ¿Qué es la Pastoral Juvenil Vocacional para ti? ¿Qué consideras importante seguir cuidando en la Parroquia y dónde ves el cambio fundamental en ella?  Para mí la Pastoral Juvenil Vocacional es uno de los motivos esenciales de la presencia de la Congregación en nuestro país. Considero muy importante cuidar la atención individualizada a cada uno de los chavales, de modo que ninguno sienta que le falta el amor del que habla el Señor. Su cambio fundamental  ha estado en su organización , que se ha ido adaptando a las nuevas circunstancias en cada localidad.

5. Sabemos que eres historiador y estás metido de lleno en la historia de la Congregación en España? ¿Qué hermano señalarías dentro de esta historia y por qué? ¿Qué momento de la historia está viviendo Sevilla-Los Remedios? Señalaría al Padre Teófilo y los Padres mártires. Creo que vivimos un momento parecido al que vivieron ellos. El país está sumido en una importante crisis económica, el mundo va conociendo un cambio brusco e importante y la Pastoral se ve obligada a adaptarse. La presencia en Sevilla-Los Remedios es de las más grandes que existe dentro de la Congregación y se encuentra en pleno auge pero adaptándose a los cambios que necesita para mejorar su labor envagelizadora. La importancia de los Padres Mártires se encuentra en su estilo de vida, que debe asemejarse al nuestro en estos momentos de cambio y crecimiento.

6. Pensando en la PJV en Los Remedios: ¿Cuál sería tu sueño para el futuro? Una Pastoral muy ligada a la educación en los centros, con gran presencia en la vida de las comunidades (con experiencias de voluntariado en los entornos cercanos, cómo ya se ha experimentado en otras localidades) y con una organización que permita crecer  las experiencias de Fe.

Related