Tras la gran tempestad emocional y espiritual que supone la muerte de Jesús llega la calma del Sábado Santo. Se. Seguir leyendo