La primera convivencia en Jerez nunca se olvida. Para Miranda Buil, de Colegio Padre Damián de Barcelona ha sido. Seguir leyendo