«Sostenido»

Estuviste en el desierto. 
Y solo la palabra te sostuvo. 
Y ahora yo, estoy aquí,
¿siguiendo tu ejemplo? 

Cuando todo calló,
cuando parecía que no había nada. 
En un mundo que solo sabía avanzar, 
solo hace falta una cruz, una vela, una llama… 

Fuera del ruido seguimos queriendo al mundo. 
Pero necesitábamos un respiro. 
Y en la soledad tu Palabra recuerda, 
la historia de tu vida es la historia del Hombre en la tierra. 

Artículo anterior

«Entregarme a ti»

Artículo posterior

«Testigos de tu Amor»

Related

Una vez tuve un talento, y lo guardé, para no perderlo. Cuando el momento llegó, no supe encontrarlo...