No importa que llueva… (21-27 Oct)

 

 

 

 

 

No importa que llueva


 

 

Semana del 21 al 27 de Octubre

 

 

 

Vamos a rezar esta semana con una oración sencilla pero bonita. Vamos a pensar cómo quiere Dios que nos relacionamos con aquellas personas que Él nos pone en el camino.

 

 

Comenzamos poniéndonos en presencia de Dios en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

 

Piensa en toda la gente que te rodea…

 

 

¿Cómo te relacionas con ellos? 

¿En qué te puede pedir Dios que avances en esas relaciones?

¿Sirves a los demás o ellos te sirven a ti?

 

 

Leemos esta lectura de San Pablo (Rm 6,12-17):

 

 

“Que vuestro amor no sea fingido; aborreciendo lo malo, apegaos a lo bueno. Amaos cordialmente unos a otros; que cada cual estime al otro más que a sí mismo; en la actividad no seais negligentes; en el espíritu manteneos fervorosos, sirviendo constantemente al Señor. Que la esperanza os tenga alegres; manteneos firmes en la tribulación, sed asiduos en la oración; compartid las necesidades de los otros; practicad la hospitalidad. Bendecid a los que os persiguen; bendecir, sí, no maldigáis. Alegraos con los que están alegres, llorad con los que lloran. A nadie devolváis mal por mal. Procurad antes que nada lo bueno”.

 

 

Escuchamos esta canción:

 

 

 

 

Dale gracias a Dios por toda aquellas personas que Dios te pone en el camino.

 

 

Acaba con esta oración:

 

 

Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que necesite comida;
Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua;
Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor.
Cuando sufra, dame alguien que necesita consuelo;
Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro;
Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado.
Cuando no tenga tiempo, dame alguien que precise de mis minutos;
Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien; 

Cuando esté desanimado, dame alguien para darle nuevos ánimos.
Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión;
Cuando sienta necesidad de que cuiden de mí, dame alguien a quien pueda atender;
Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia otra persona.

Related