La entrevista: Valeria Alarcón

1. ¿Dónde empieza tu camino de fe? Y ¿qué pasos diste para llegar hasta donde estás ahora? 8º básico. Cuando murió el papá de mi prima, aunque no era tan cercano a nosotros, nosotros nos enteramos de que tenía más hijas en el funeral. En el velorio aparecieron cinco hijas que nadie conocía. Mi prima, que pensaba que era la única hija, se volvió loca y yo me fui a la casa con ella. Y la experiencia que yo tuve ahí fue que él se apareció. Me decía que se sentía muy culpable, y que el sentía que Dios lo había perdonado, y que esperaba que su hija lo perdonara. Eso me quedo grabado: que Dios ya lo había perdonado. De ahí me involucre en salida a la calle. Y me quedaba claro que el encantarme no iba de la mano de la biblia, sino que dios tenía un rostro el del que me necesitaba. Salida me favoreció para limpiar la imagen de dios, y descubrir que está en todos nosotros.

2. ¿Hay alguna persona que te haya marcado especialmente en ese proceso? Padre Pablo. ¿Quién más? ¿Por qué el? Porque él fue mi todo. Fue abuelo, amigo, maestro. Fue una cercanía a Dios. Si tu le pides a él, el va hablar con Dios. Con solo escuchar el evangelio en las misas, o tan solo con sentarse con nosotros un domingo, yo veía que no iba tan errada en mi camino de fe. Y que Jesús está en el prójimo.

3. ¿Qué eEntrevista. Valeria 2.jpgs lo que te da fuerza y motivación para el servicio que llevas a cabo en la parroquia? El amor. Porque el amor tiene altos y bajos. No es un encantamiento, porque cuando estás encantado todo está perfecto y te favorece. En cambio en el amor uno sabe que tiene que pasar rabias, penas. Porque es real. Saber que soy una persona pecadora pero que él va estar siempre a mi lado. Y me digo: por algo estoy aquí, por algo él me invita siempre.

4. Eres profesora de religión en
Dos Liceos. ¿Cómo sientes que es tu relación con los jóvenes desde esa posición? 
Me facilita simplemente porque los encanto con la acción. Entre acción y actividades que les presentes, involucramos un poco el evangelio, la palabra de Dios, pero es difícil porque no viene una educación desde las familias. Dos horas a las semanas no es conveniente. Igual uno tiene que ponerse en el lugar de que cada acción que ellos hagan influye en los demás. Y ellos lo ven reflejado en como uno se comporta. Ellos estás continuamente colocándote a prueba. ¿Qué haría usted?

5. ¿Cuál crees que es el mayor desafío para los jóvenes  de hoy? Confiar. Ellos creen, creen porque cuando les pasa algo, saben que existe dios. El cruzar el río les cuesta, se quedan desde la orilla. Necesitan despegarse, me entrego por completo a esta persona que digo que yo hago. Para ellos es más fácil el amor carnal, es más concreto, lo puedes tocar. En cambio, yo digo que el espiritual es el amor que no tocas, pero es continuo, está en todos. Y es más fiel.

6. Además estás estudiando. Para ti, ¿esa opción tiene que ver con Dios? Sí, completamente. Porque siento que la profesión que he visto en algunos no lo hacen con vocación. Solo en algunas personas lo veo, y a eso quiero llegar. Veo que existen varias posibilidades para ayudar a las personas vulnerables No solo con algo económico, sino también con acciones espirituales, solidaridad. Y hacerles ver que no están solos.

7. Y una última prEntrevista. Valeria 1.jpgegunta para que nos hables de Jesús. Si pudieras hacerte presente en un momento de su vida, ¿cuál escogerías y por qué? En la bv. Me hubiera encantado estar ahí. Porque hubiera sido como el sermón de la montaña más hermosa, para encantarme y salir a predicar por el. Porque ya pasé la etapa del sacrificio, de querer verlo en la cruz. Siento que eso es para los comienzos. Pero cuando realmente abres tu corazón, escoges los momentos más lindos. Última cena. Destacando los momentos donde fue feliz para compartirlo con él.

Related