La entrevista: Moi Garcia

  1. ¿Qué es para ti la fe? Para mí la fe es un don, un regalo que se nos ha concedido, algo que se nos da gratuitamente, que aparentemente es algo simple pero que si se mira con detenimiento conlleva una serie de decisiones importantes para nuestra vida. Es algo que debe ser regado y cuidado, algo que si se comparte, se multiplica y aumenta. Al pensar en la fe, pienso en 2 símbolos, la fe ciega y el salto de fe. La fe lleva consigo la confianza en la voluntad de Dios, en fiarnos de Él, es algo que a veces no podemos explicar.
  1. ¿Qué es lo más difícil de vivir la fe siendo joven? Principalmente que el mundo actual no está muy preocupado de la espiritualidad, parece que lo único que importa es el aspecto físico, el culto al cuerpo, el hedonismo y el placer; es un mundo donde reina la superficialidad. Cuando le dices a alguien que regalas tu tiempo y encima en una parroquia es cuando empiezan las críticas y el desconcierto de tu grupo de iguales. Y si además tienes una cierta visión científica, algunos colectivos creen que es totalmente incompatible fe y religión, que la fe es algo de tiempos pasados y no entienden como alguien de Ciencias puede seguir creyendo en “ese cuento”. En el fondo es ir contracorriente, pero al final lo que te queda es tu satisfacción personal, porque sabes que lo que impera en la sociedad realmente no da la felicidad ni te acerca a la plenitud. También los tiempos que nos toca vivir son extraños porque dices que vas a un grupo de fe y eres “rarito” pero luego asistes a actividades pseudoespirituales y eres lo más en tu grupo de amigos. ¡Qué gran contradicción!
  1. Entrevista. Mlg. Moi 4¿Qué has aprendido a través de los compromisos pastorales que has tenido? Que los compromisos te ayudan a vivir tu fe, especialmente si tienes la suerte de vivirlos con hermanos de comunidad, también te acercan a la realidad de tu parroquia, te ayudan a conocer más a los miembros de la parroquia y te acercan a Dios.
  1. ¿Qué significa para ti ser catequista? Creo que es un regalo y a la vez una responsabilidad muy grande, en el caso de postcomunión, creo que te da la oportunidad de poder acercarles a Dios a los niños, servir de mediación y facilitarles el encuentro con Dios, que parece que son todo juegos y dinámicas pero en el fondo cada dinámica está pensada con una finalidad y con el fin de que puedan conocer más y mejor a Jesús, aunque a veces no sepas si lo estás haciendo del todo bien. Es sembrar confiando en que otros recogerán los frutos.
  1. Llevas ya muchos años siendo catequista y monitor, ¿algún consejo para los novatos?Consejos muchos, pero el más fácil es que no se agobien, que siempre habrá alguien al que puedan consultar si no saben muy bien cómo enfocar el compromiso, que no se acomoden, que a veces lo que es bueno para ti no es lo mejor para el compromiso. Sin duda, el mejor consejo es que nunca se olviden que el compromiso no es “suyo” sino que es de Dios y que confíen en que Dios hará lo mejor por el compromiso aunque a veces no entendamos las decisiones que haya que tomar. Otra cosa importante es llevar nuestro compromiso a la oración, al grupo y al acompañamiento; tenerlo presente.
  1. Si lo tuvieras en frente, ¿qué pregunta le harías al Papa? ¿Por qué? Primero le felicitaría por la labor de renovación de la Iglesia que está haciendo y en especial por su encíclica “Laudato si´” y en relación a dicha encíclica y como ambientólogo me surge la duda de: bueno la encíclica está muy bien, ha acercado la problemática ambiental a muchas personas de fe que no eran consciente de dicha problemática, los ha concienciado y sensibilizado pero… ¿Qué medidas generales va a tomar la Iglesia Universal en relación al deterioro ambiental? ¿Qué medidas deberían tomar nuestras iglesias y parroquias cercanas? ¿Y qué pueden hacer las familias como reflejo de iglesia doméstica en el cuidado de la casa común? A mi entender, la sensibilización y concienciación están medio hechas, pero me siguen faltando medidas concretas de la Iglesia para ser más coherentes en nuestra vida de fe y a favor del cuidado de la casa común. No nos podemos quedar sólo en dar a conocer el problema sino que debemos tomar parte y promover soluciones ambientalmente éticas.

Related