La entrevista: María González

Desde la jerezana parroquia de San Pablo nos llega esta entrevista a María González. Se trata de una joven de las que arriman en hombro cuando hace falta y para quien la catequesis ha sido clave en su proceso de fe.

 

  1. Entrevista. Jerez. María G. 1¿Cómo llegaste a la Parroquia?

Llegué a la Parroquia gracias amigos que asistían a ella regularmente y me invitaron a formar parte de un grupo de PJV, me resultó interesante por lo que me empecé a involucrar cada vez más hasta llegar a ser monitor de JDN y, posteriormente, catequista de Postcomunión.

 

  1. ¿Por qué eres catequista? ¿Qué te aporta?

Soy catequista porque considero muy importante proclamar la Palabra de Dios a las nuevas generaciones, ya que éstas son la base para poner solución a los problemas de la sociedad actual. Creo que Dios me ha llamado a desempeñar esta función por lo que me aporta un sentimiento de paz y por supuesto bastantes momentos de felicidad y de acercamientos a Jesús en cada una de las catequesis.

 

  1. ¿Qué es lo que más te cuesta de ser catequista?

Puede que lo que más me cueste de ser catequista sea el tiempo que debo ofrecerle. Son muchas las semanas que dispongo de menos tiempo del que me gustaría para preparar las catequesis y estar con los niños, pero haciendo un esfuerzo se puede tener un huequito para todo.

 

  1. ¿Qué es lo que más te gusta de la Parroquia de San Pablo?

Siempre he dicho que en la Parroquia de San Pablo es donde verdaderamente sentí a Dios y donde comprendí lo que es en realidad ser cristiano. Me encanta ir allí y saber que todos estamos dispuestos a ayudarnos en lo que necesitemos, aunque lo que me fascina es ver a Jesús reflejado en cada una de las personas que forman parte de ella.

 

  1. ¿En qué ha ido cambiando o madurando tu fe en el tiempo en que llevas recibiendo catequesis en la Parroquia?

Aunque haya estudiado en un colegio cristiano, gracias a las catequesis he profundizado muchísimo en mi Fe. Cuando empecé a recibir catequesis tenía muchísimas dudas, como todos las tenemos alguna vez, pero no podía dejar de ir ya que cada día me sentía más cerca de Dios. Con el paso de los años, he tenido un catequista capaz de resolver todas las dudas que le planteaba, que no eran pocas, y, gracias a sus explicaciones he comprendido bastantes cuestiones que resultaban vitales en mi Fe. Gracias a las catequesis mi fe se ha fortalecido y sé que, a pesar de tener dudas, ser cristiano es lo mejor que me ha podido pasar.

Entrevista. Jerez. María G. 2

  1. ¿Dónde has aprendido a ver a Dios? ¿Dónde le descubres?

Veo a Dios todos los días y en cualquier momento, para mí Dios está en lo más simple y a la vez más complicado, Dios está en cada muestra de amor que vemos, aunque a veces no caigamos en la cuenta. Por supuesto, cada viernes en catequesis veo a Dios en cada niño, en sus ganas de conocer su Palabra y en sus miradas inocentes sin un ápice de maldad.

 

  1. ¿Con qué adjetivos o expresiones describirías al Dios con el que te has ido encontrado? Explícalas.

Para mí Dios es AMOR, siempre describiré a Dios con esa expresión, es una pura muestra de amor hacia todo lo que le rodea. Para mí Dios es justo, paciente, Padre, amigo y muchas más expresiones que en definitiva nos indican que Dios es amor y que para Él somos únicos y nos cuida como su más preciado tesoro.

 

  1. ¿En qué debería de ir creciendo tu fe?

Debería encontrar más tiempo para dedicarle a mi Fe y no caer en las trampas que tenemos en la sociedad, debería encontrar tiempo para la Eucaristía y demás sacramentos ya que he experimentado gracias a ellos mucho más cerca a Dios y me he sentido mucho más fuerte para no caer en las tentaciones que nos amenazan día a día.

 

Entrevista. Jerez. María G. 4

Related