La entrevista: Loreto Díaz

Loreto lleva toda su vida vinculada a los Sagrados Corazones, ya sea través del colegio San José (en el que estudió y donde ahora trabaja) o de la Parroquia Sagrados Corazones. Se trata de alguien de fe, que ha apostado por el seguimiento de Jesús como estilo de vida… y ya se sabe… seguir a Jesús te cambia. Dejemos que ella nos cuente algunos de esos cambios.

 

1. ¿Qué es lo más difícil que has hecho por la fe?

Creo que la fe me ha roto los esquemas en muchos momentos de mi vida. Ha hecho que me pare, que reflexione, me revise y tome decisiones consecuentes. Quizás uno de los momentos más difíciles fue decidir viajar a Mozambique como voluntaria. En aquel momento me encontraba un poco perdida y de algún modo sentí que era una oportunidad que Dios me daba. Al principio me daba mucho miedo, pero me lancé y a día de hoy es una de las experiencias más bonitas que he vivido.

 

entrevista-los-remedios-loreto-62. ¿Qué significa en tu vida tu comunidad juvenil?

Mi comunidad es como una segunda familia. Es un lugar donde me siento muy a gusto y en el que puedo hablar de todo. Compartimos buenas noticias, inquietudes, momentos difíciles, decisiones vitales… A pesar de que no somos muchos, cada vez nos hemos unido más y a día de hoy no concibo mi vida sin ellos.

 

3. ¿Hay muchas diferencias entre ser catequista de niños de postcomunión y serlo de un grupo que se va a confirmar?

Sí y no. Por un lado, pienso que es muy diferente trabajar con niños de 12 o 13 años a trabajar con jóvenes de 17 o 18. La dinámica a seguir, sus inquietudes, la manera en la que intento darles respuesta… todo cambia. Pero por otro lado, ser catequista es algo que hago desde el convencimiento profundo de que Dios me llama a estar ahí, a entregar lo mejor de mí para anunciarle y transmitir la fe, sea cual sea la edad de los catecúmenos. Es decir, que la motivación última para mí siempre es la misma, con el grupo que sea.

 

4. ¿En qué te ha cambiado estar de voluntaria en Mozambique durante un mes?

Una experiencia así te cambia la vida por completo. Supone salir de tu zona de confort y de repente encontrarte allí, en medio de una realidad que no te imaginas y que te toca el corazón a cada instante. Mozambique me ha hecho ser mucho más sensible, agradecer a diario lo que tengo e intentar ser mejor persona, especialmente con los que me rodean.

 

entrevista-los-remedios-loreto-25. ¿Cómo vives el tener una hermana religiosa de la Congregación?

¿Qué puedo decir de mi hermana?… ¡Ella es mi vida! Reconozco que al principio fue un poco difícil. De repente la vida familiar cambió y nuestra relación también. La echaba de menos y no terminaba de entender su decisión. Pero poco a poco me fui dando cuenta de que ella era feliz y que, desde la distancia, sabía estar muy cerca de mí. A día de hoy creo que fue muy valiente por seguir su vocación y la verdad es que gracias a ella aprendo muchas cosas. Es un apoyo indispensable en mi vida.

 

6. Cuéntanos alguna anécdota que hayas vivido como monitora de teatro.

Ser monitora de teatro, especialmente con los peques, es una locura. Los niños son inocentes y muy espontáneos, por lo que cada día me encuentro con situaciones disparatadas. La última fue hace unos días, con los niños de 4 años. Al terminar de pasar lista, pregunté: “¿Y quién se acuerda de cómo me llamo yo?”, a lo que Joaquín, uno de mis peques, contestó: “Mamá”.

 

entrevista-los-remedios-loreto-1

Related