La entrevista: Jose Manuel Lara

1. ¿Cómo llegaste a la Parroquia? Llegué a la Parroquia gracias a dos personas que me convencieron para que lo hiciera. Una de ellas era una amiga mía, que me convenció para ir con ella a postcomunión, ya que entraba en su grupo. La segunda persona que me ayudó a ir fue el Padre Ramón, ya que venía a mi colegio a dar misa y desde que se enteró que vivía en San Telmo no paraba de decirme que me gustaría mucho y que me iba a ayudar. Una vez en catequesis, entré en JDN, y unos 6 años después soy catequista y monitor.

2. Del Padre Ramón Mera, ¿qué destacarías? Tenía una gratitud especial, te agradecía que le dejaras ayudarte en cualquier cosa, estaba disponible para todo, aunque no se lo pidieras, una persona humilde y entregado a su parroquia y a su gente.

/Entrevista sscc. Jerez. JM 2.png3. ¿Por qué eres catequista? ¿Qué te aporta? Durante 6 años de catequesis y muchas convivencias he conocido a catequistas que me han apoyado y ayudado mucho, siempre me ha gustado esa figura y se me han dado bien los niños, espero llegar a ser como cualquiera de ellos. Me ayuda a conectar de una forma diferente con Dios, y es muy satisfactorio cuando ves los frutos del trabajo realizado, como cuando ves la felicidad de tus niños tras la celebración del Perdón.

4. ¿Qué es lo que más te gusta de la Parroquia de San Pablo? Sin duda, lo que más me gusta de San Pablo es la humildad que tiene. Sin golpes de pecho, ni buscar nada a cambio. A quien le guste ayudar y ser ayudado es el sitio idóneo. También está disponible siempre y te da lo que necesitas.

5. ¿En qué ha ido cambiando o madurando tu fe en el tiempo en que llevas recibiendo catequesis en la Parroquia? Mi Fe ha madurado conmigo, ya que yo he crecido en la Parroquia. Mi Fe ha crecido bastante, ya que me ha ayudado a ver a Dios donde antes no lo veía y he pasado de creer que Dios existe a saberlo, que es una diferencia muy grande.

6. ¿Dónde has aprendido a ver a Dios? ¿Dónde le descubres? Las convivencias me han ayudado mucho a aprender a verlo, las primeras veces sólo era en ellas, pero poco a poco aprendí a descubrirlo en cada sitio donde he podido ayudar, tanto en niños, como discapacitados, e incluso, en el día a día cuando te da fuerza, sobre todo cuando tienes que hacer algo a lo que no estás muy motivado.

7. ¿Con qué adjetivos o expresiones describirías al Dios con el que te has ido encontrado? Explícalas. Hay una que me gusta mucho que es «Padre». Esta palabra en sí contiene muchos adjetivos, ya que es ayuda, fuerza, comprensivo y está siempre disponible, aunque a veces nosotros lo olvidemos más de la cuenta.

Artículo posterior

Pascua Jerez: Sábado Santo

Related