La entrevista: Elena Ruiz

 

Os presentamos a Elena Ruiz, catequista en la parroquia «Nuestra Señora de la Paz» de Torrelavega. Conoce a la Congregación desde que era pequeña. Ahora es queremos que la congregación la conozca a ella.

 

1. ¿Cuándo comenzó tu vinculación con los Sagrados Corazones y cómo empezaste a trabajar en la Parroquia?

Mi vinculación a los Sagrados Corazones empezó en el momento que mis padres decidieron que estudiara en el colegio SS.CC. de Torrelavega. Me encantó el colegio, las profesoras, las religiosas… y ahí empecé a querer hacer todo. Me apuntaba a cualquier actividad: ejercicios espirituales, actividades de naturaleza, deportes… Me daba igual, si estaba relacionado con el colegio y las personas que estaban allí.

2. ¿Qué características crees que tiene que tener un buen catequista?

La principal, que le guste el trato con la gente, pero especialmente con jóvenes y niños, que son con los que trabajamos. Después, conocimientos, por supuesto, relacionados con la religión y con el día a día, que no esté metido en su burbuja. También debe tener amabilidad, asertividad, alegre, ser emprendedor…

3. En tu opinión, ¿qué es lo mejor de la PJV Sagrados Corazones?

La ilusión que se tiene por inculcar a los jóvenes buenos valores cristianos, pero  acordes con el mundo de hoy.

4. ¿Recuerdas alguna anécdota o algo que te haya marcado de los encuentros de animadores PJV?

La alegría y el buen ambiente que siempre hay entre monitores y jóvenes.

5. ¿Qué significa para ti la Navidad?

Tiempo en el que se mezclan sentimientos de alegría y tristeza. Alegría porque celebramos con los que nos rodean, de la mejor manera posible, olvidando los malos ratos del año, y tristeza por aquellos que no están y que nos gustaría poder seguir disfrutando con ellos, tal y como ellos disfrutaban de las fiestas con nosotros.

6. Si pudieras viajar en el tiempo, ¿en qué momento de la vida de Jesús te gustaría estar presente?

Me gustaría asistir a sus sermones para así aprender a ser mejor persona y poder enseñar más a los que me rodean.

7. Si lo tuvieras enfrente, ¿qué pregunta le harías a Dios? ¿Por qué?

Me parece muy injusto que existan personas buenas que tengan que irse y en cambio se queden otras que sólo viven para hacer daño a los demás. Eso le preguntaría: ¿No sería más fácil para todos que hubiera menos personas malas que buenas? ¿No podrían ir mejor las cosas entre todos si pensáramos más en lo mejor para todos y no sólo para unos pocos?

Entrevista. Torrelavega. Elena 2

Artículo anterior

Crónica Regina Mundi

Artículo posterior

Crónica de Pozos 2

Related