La entrevista: Dani Ortega

1. ¿Con qué tres palabras describirías tu parroquia y por qué? Describiría a la parroquia de El Buen Pastor con las siguientes tres palabras: servicialidad, familia y amor. Una parroquia servicial ya que ofrece todo lo que tiene a los demás; la parroquia como familia ya que es un lugar donde todos somos hermanos, donde todos somos recibidos con las manos abiertas independientemente de cómo seamos y de dónde vengamos; la parroquia es amor, lugar donde aprendes a querer y a ser querido, donde poder ayudar y dejar ser ayudado, lugar donde conocer a Dios.

2. ¿Qué es lo más difícil de vivir la fe siendo joven? Lo más difícil de vivir la fe siendo joven o mejor dicho el fallo que la mayoría cometemos es que no cuidamos lo suficiente nuestra fe, no le dedicamos el tiempo necesaria a nuestra oración ya que priorizamos otras cosas antes que la oración.

3. ¿Por qué crees que merece la pena vivir la fe en grupo? Es un lugar donde puedes encontrar a Dios en tus hermanos de comunidad. Es un lugar donde seguir aprendiendo junto a Dios, donde aprender a vivir como Dios, donde compartir tus experiencias y tu vida. Lugar en el que tus hermanos te escuchan, te respetan, te cuidan, empatizan, se preocupan, te aconsejan, confían y te quieren tal y como eres.

4. ¿Qué has aprendido a través de los compromisos pastorales que has tenido? Como monitor de Juego de Peques y antiguo monitor de Juego de Niños y como catequis/Entrevista. Dani Ortega 1.jpgta he aprendido a estar rodeado de niños que la mayoría a simple vista parecen ser niños con una vida normal pero que cuando los vas descubriendo y conociendo, te encuentras con unos niños que viven una serie de dificultades que uno ni se puede imaginar. Esto te lleva a preocuparte más por cuidarlos y conocerlos aún. Además aprendes a ver tu vida de forma distinta y aprendes a ver a Dios en los niños. Para mí es un regalo que Dios me da y la lección que me da es que los niños te devuelven el doble de lo que tu le das.

5. ¿Qué características crees que tiene que tener un buen catequista/voluntario? La característica principal que ha de tener  un buen catequista/voluntario es la empatía ya que tenemos que ser capaces de ponernos en la situación de cada niño que pasa por nuestras manos. Además un catequista/voluntario carismático, motivador, cariñoso, líder, servicial y humilde favorece a crear y fortalecer el vínculo entre catequista/voluntario y niño.

6. Si lo tuvieras en frente, ¿qué pregunta le harías al Superior General de la Congregación? ¿Por qué? Porque anualmente existen tantos traslados de los hermanos religiosos de la Congregación de los Sagrados Corazones. Me pregunto esto porque en los últimos años ha habido numerosos cambios de religiosos en mi parroquia cortando la progresión y el buen hacer de estos.

7. Si lo tuvieras en frente, ¿qué pregunta le harías a Dios? ¿Por qué? Mi pregunta claramente sería “que quiere Él de mi”. Esta pregunta se debe a que en los últimos años en mi comunidad se ha tratado el tema de la vocación y en consecuencia es un tema que tengo muy presente. Sé que Dios quiere lo mejor para nosotros pero siempre hay una parte de nosotros que duda si Él quiere de nosotros lo que realmente estamos haciendo.

Related