La entrevista: Bárbara Valladares

  1. ¿Qué hace un chica como tú en un sitio como este? ¿Cómo llegaste hasta aquí? Pues empecé porque estando en el instituto, algunas amigas que estaban allí y todos los viernes por la tarde me contaban que venían de allí. Además en ese tiempo, Pedro Gordillo era profesor del instituto y me animó a probar. Sobra decir que con el tiempo encontré mi sitio, además todo lo relacionado con la Parroquia me acerca más a Dios ( las personas que he conocido gracias a la congregación, los grupos que he animado, mi comunidad, el voluntariado…)  y me aporta cosas tan buenas, que no imagino cómo sería mi vida ahora, si en aquel tiempo hace ya 9 años, no hubiera decidido entrar en la Parroquia.
  1. ¿Con qué tres palabras describirías tu parroquia y por qué?
  • Sencilla, porque además de estar en el barrio de Gallineras, es una parroquia que no tiene tantos lujos, pero en ella todo lo insignificante llega a brillar.
  • Cercana, porque siempre está a disposición de todo el mundo. Familias, jóvenes, niños… siempre andamos por allí por una cosa u otra, porque en ella encontramos esa sensación de estar en casa.
  • Humana, ya que nos acerca cada vez más a las diferentes realidades y hace lo posible por ayudar.
  1. ¿Recuerdas alguna anécdota vivida en alguna convivencia o campo de trabajo? Hay muchísimas, la más reciente ha sido este verano en «Un lugar en el mundo 2 «, a la que fui como animadora de Catecumenado 1. Resulta que mis magníficos compañeros: Luis Aguilar, Cervera, Javi Fernández…decidieron envolver con fiso a una de mis catecúmenas. Yo con toda mi buena fe, la liberé y cuando me quise dar cuenta, me cogieron entre todos y me envolvieron a mí, tirándome en el suelo y encerrándome en el cuarto de monitores. La sorpresa me la llevé cuando al entrar Fernando Bueno pensé que les diría que me soltaran o algo por el estilo, pero él se unió a la causa y aprovechó para pintarme con rotulador la cara. (jajajajaj pero los quiero mucho).
  1. ¿Qué característica crees que tiene que tener un buen catequista/voluntario? Conozco muchos catequistas y voluntarios totalmente diferentes. Creo que lo más importante es que tengan la capacidad de ver como un regalo de Dios, todo lo que puedan llegar a vivir. Esa es la manera más bonita de vivir la fe que conozco, y también de transmitirla.
  1. ¿Cuál es tu texto bíblico favorito? Me gusta mucho el de Mt 18, 1-5 que habla de que tenemos que hacernos como los niños. Mis prácticas como maestra, ser catequista y el estar en Juego de Niños me ha hecho vivir muchas experiencias de Dios, donde los niños eran los protagonistas. Por eso, ese es uno de los textos bíblicos que más me gusta. Por otro lado, también me encanta la parábola de las huellas en la arena, desde que me la enseñaron nunca se me ha olvidado. Una parábola que nos hace ver que incluso cuando pensamos que Dios no está, él no nos abandona.
  1. ¿Qué canción te ayuda a rezar? Hay muchas canciones que me ayudan a rezar, pero la más especial es la de Manuel Carrasco – Menos mal. Fue una de las primeras que usé cuando me tocó preparar la oración cuando acababa de empezar como catequista y monitora en JDN. Me llevé bastante tiempo leyendo la letra y escuchándola antes de decidirme a utilizarla. Tras ello, algunas personas me dieron las gracias porque nunca la habían oído y les había transmitido mucho. Con el tiempo dejé de oírla, ya que había muchas más canciones nuevas… pero pasados unos años, la volví a oír en una convivencia. Lo que sentí al volver a oírla, fue un verdadero regalo, una vez más, Dios se me hizo presente en un momento de mi vida muy importante, mediante esa canción, y los recuerdos que provocó en mí. «Menos mal que estás en mí, menos mal que me encontraste».

Related