Evangelio joven: “¿Quién es el Señor para mí?” (27-ago)

Is 22,19-23

Rom 11,33-36

Mateo 16,13-20

 

El Evangelio de este domingo nos pone delante de una pregunta crucial en nuestra vida de creyentes: ¿Quién es el Señor para mí? No es una pregunta fácil de responder pero en ella se pone en juego nuestra calidad y profundidad como discípulos.
CarreraA lo largo de nuestra historia el Señor ha puesto a muchas personas que nos han llevado de la mano, nos han sacado de nuestras comodidades y nos han lanzado a la carrera de seguir al Señor, nos han ayudado a descubrir la grandeza de su amor y la fuerza de su perdón. Por eso Jesús le pregunta a los discípulos que quién dice la gente que es Él. Lo que los otros nos transmiten nos ayuda a acercarnos al susurro de la voz del Señor.

Pero eso no es suficiente. Llega un momento en el que uno tiene que hacerse la pregunta de quién es el Señor para mí. Quién es Dios para mí y quién soy yo para Él. De esta respuesta saldrá un tipo de seguimiento u otro. Es una pregunta que produce miedo y nos hace tambalearnos. Pero es la pregunta de nuestra vida. ¿Por qué no arriesgarnos a plantearnos esta pregunta?¿Por qué no dejar que el Señor se coloque en el centro de nuestra vida? Pregunta¿Miedos? ¿Inseguridades? ¿Riesgos? Sí. Pero si nos arriesgamos hay una certeza: “feliz tú”… porque has descubierto el gran tesoro de tu vida, “feliz tú”… porque te conviertes en mensajero de su Amor, en mediación de sus manos…

Este domingo el Evangelio nos plantea un reto, una gran pregunta, una importante llamada… ¿Vas a cogerla o a declinarla?

 

Fernando Bueno ss.cc.

Related