Evangelio joven “Perder ganando” (10-mar)

Lecturas

El evangelio nos habla hoy de las tentaciones. ¿Qué es ser tentado? Según vemos ser tentado es recibir una oferta de algo que parece bueno, pero que no lo es tanto si lo miramos con detenimiento, porque hay que pagar un precio que sí puede ser alto.

En la primera tentación de las lecturas de este domingo, una vez que usamos de nuestro poder para nosotros mismos, no vamos a dejar de hacerlo después. De ahí a la corrupción que criticamos en los otros, sólo hay un paso.

En la segunda se consigue mucho pero se tiene que ser esclavo. Hay que arrodillarse. Cosa que Dios no exige.

En la tercera, mucha demostración, pero ¿qué gano realmente?

La tentación siempre nos muestra algo que ganar, pero también que perder. No hay gratuidad… ¡al contrario que la lógica de Jesús, que nos propone “perder para ganar”!

En resumen que la tentación siempre tiene algo que ganar pero también que perder. No hay gratuidad. Todo es interés, doy para recibir.

¿Cuándo soy tentado? Nos dice el texto que cuando sintió hambre. Es decir, siempre cuando estamos más débiles, nunca cuando estamos eufóricos o alerta. Mucho cuidado con nuestros momentos bajos y mucho más cuando nos sentimos víctimas.

¿Cuándo dejamos de ser tentados? El texto nos dice que el demonio se marchó hasta la próxima ocasión. Mala suerte, cada vez que mostremos debilidad seremos tentados. Hay que aceptarlo como parte de nuestra condición humana.

Como Jesús, la confianza en Dios y su palabra nos ayudan a no ser vencidos por las tentaciones. El problema no es ser tentado sino vencido por la tentación. Hay que aprender del pasado para saber cuándo me llegan las tentaciones y cómo vencerlas. Este es un camino largo pero con Jesús podemos vencer. ¡Ánimo!

Raúl Valverde sscc

Related