Evangelio joven: “Conexión directa con Dios” (7-ene)

Is 42,1-7
Sal 28
Hch 10,34-38
Mc 1,7-11

“Me habían llamado hijo de muchas cosas, pero nunca hijo de Dios”

(Matthew Poncelet a la Hna. Hellen en “Pena de Muerte”)

Esto va en serio. Esto no es cualquier cosa.  Ésta es la voz de Dios, que nos muestra a Jesús como el hijo de Dios. No es una imitación, no es un montaje, no es ciencia ficción. Hoy el Evangelio nos dice: a Jesús no se le puede intercambiar, Jesús es insustituible; nada ni nadie puede ocupar su lugar en nuestra vida; nadie puede hacer lo que Jesús hace porque… es el Señor. Hay quien quiere sustituir a Dios, hay quien quiere hacer desaparecer a Jesús, hay quien quiere convertir el cristianismo en un acontecimiento del pasado sin futuro.

“El Bautismo de Jesús nos recuerda nuestro propio Bautismo, el Bautismo por el que hemos obtenido una conexión gratuita a Dios, que no caduca, que jamás pierde su cobertura”.

El Bautismo de Jesús nos recuerda nuestro propio Bautismo, el Bautismo por el que hemos obtenido una conexión gratuita a Dios, que no caduca, que jamás pierde su cobertura. Dios se ha acercado a ti para no apartarse de tu vida ni por un instante. No tienes que convencer a Dios para que venga, no tienes que convencer a Dios para que te ame,  no tienes que estar al día de pago, no van a cortarte la conexión. Tú eres “hijo” y por la fe, por el Bautismo, puedes ser una persona nueva, puedes vivir en sintonía con Jesús. Por eso hoy damos gracias a Dios por ser cristianos, por haber sido bautizados, por haber recibido la fe a través de la Iglesia, por las personas que nos han hablado de Dios, por los que nos han regalado el testimonio de una vida honesta y auténticamente cristiana.

Tú puedes formar parte de esta historia, tú puedes ser protagonista de esta movida… o puedes pasar de todo. Hay gente que escucha el Evangelio y dice: “ufff, vaya efectos especiales, ¿no?”. Otros dicen: “Bueno, a ver si sale la segunda parte”. Algunos piensan: “A mí este argumento me suena; se parece mucho al Señor de los Anillos, ¿no? ¿O era Star Wars?”. Hay quien pregunta: “¿Esto está ahora de moda?” Y muchos se van a su casa como si nada hubiera pasado. Pero entonces el Señor nos habla para decirnos: “tú lo llevas en la sangre, eres mi hijo y el Espíritu Santo vive en ti. Has sido bautizado, eres cristiano, perteneces a mi familia, eres mío”.

Son “cristianos intermitentes” del “ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no”.

Otros escuchan esta Buena Noticia, y dicen: “¡Qué guay! ¡Subidón!”, pero luego no viven como cristianos, o disimulan su fe, o son sólo cristianos “cuando la zona está asegurada”, cuando no hay riesgos, pero enseguida reculan  cuando salen de la Iglesia y se encuentran con una sociedad, en la Universidad, en el trabajo, en la vida pública, en la que el cristianismo es cuestionado o no está de moda, o no es políticamente correcto. Son “cristianos intermitentes” del “ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no”. También hay cristianos que no saben qué hacer con su fe; se quedan mirando y dicen: “¿Esto cómo se usa?“. Y se ponen a buscar el libro de instrucciones, que viene en chino, y no se enteran. El mejor libro de instrucciones es la vida de los mártires, de los cristianos perseguidos, de los cristianos que dan su vida por los más pobres, los que lo han dejado todo para que toda su vida sea servicio a los últimos de la tierra. Ésos sin son cristianos sin reservas.

Nosotros no pasamos de Jesús, no queremos intercambiarle, no queremos sustituirle, queremos vivir como cristianos y dar testimonio de nuestra fe sin vergüenza en todos los ámbitos de nuestra vida … El rap es una forma de vida, el surf es una forma de vida, el frikismo es una forma de vida, pero nosotros somos, primero y antes que nada, cristianos. Y no queremos ser sólo cristianos de boquilla, sino vivir como Dios quiere. Eso, ¿qué significa? Lo iremos descubriendo a lo largo del tiempo ordinario, en los próximos domingos. Permanezcan atentos a la Palabra.

Edu de Haza ss.cc.

Related