Encuentro de animadores 2016

Como cuando tienes hambre y comes, o cuando tienes sed y bebes, este encuentro se basa en esa regla de tres: necesidad de volver a esa mágica casa, mágica gracias a tantos que hacen eso posible. Otro año más, yendo con miedo y apenado de no ver ese finde a tus amigos o no poder jugar a la playstation, y de nuevo volvernos con ganas de más y llenos de algo que no se encuentra fácilmente: plenitud, esa que sólo se encuentra ahí.

Esta vez tocó encuentro de animadores, abordando el tema de la vocación. Estando todos tan confusos acerca de esa cuestión, ¿Qué quiere Dios de mí? Sólo tenía claro una cosa en este momento: Dios quiere que esté aquí. Como decía, sentía la necesidad de volver, una vez más, lo malo es que siempre que vuelvo no me siento saciado; al revés, con más ganas que antes de ir. Lo realmente bueno que sacamos de ahí es que esas ganas de volver nos hacen trabajar con más ilusión, las ganas de volver se refleja en ganas de enseñar lo aprendido, en energía para ir cada viernes, intentando ser esa necesidad que los niños buscan en la parroquia, en mi caso de San Pablo.

Hablando, creo que en nombre de todo el grupo, vuelvo a agradecer a todos los que han gastado tiempo en preparar este y todos los encuentros. Ahora nos toca a nosotros demostrar que ese tiempo gastado ha sido bien aprovechado.

Jose Manuel Ruiz, San Pablo (Jerez)

Related