Encuentro de animadores 2016: La vocación

El pasado fin de semana nos reunimos los catequistas y animadores en la casa de espiritualidad P. Damián de Jerez para celebrar un año más una nueva edición del encuentro de catequistas. Este año el tema elegido ha sido la vocación.

El encuentro dio comienzo, en la noche del viernes, con la proyección de un video del musical del Rey León “Él vive en ti” y como leitmotiv en clave de oración, se ha usado el texto de la vocación de Samuel como eje vertebrador en todas las oraciones del encuentro.

El sábado por la mañana recibimos la enriquecedora charla de Víctor Castizo que nos ayudó a reflexionar sobre la vocación desde una perspectiva más amplia, no sólo centrarnos en las vocaciones religiosa, sacerdotal o matrimonial; sino en la vocación a la santidad y a formar parte de la cadena del bien. La tarde del sábado estuvo marcada por los tradicionales talleres. En este caso contamos con 4 talleres, que miraban la vocación desde 4 perspectivas distintas: vocación en el arte, en la historia, en el cine y en la pobreza. Estas 4 miradas nos ayudaron a reflexionar desde una clave más cristiana.

El broche del encuentro fue sin duda el “Comparcierto” de Ixcis en el que participamos en la velada del sábado. Algunos jóvenes echaron de menos la velada de juegos que se suele hacer pero para algunos, entre los que me incluyo, me encantó el comparcierto y no lo hubiera cambiado por ninguna velada de juegos.

Es un lujo poder escuchar en primera persona, en vivo y en directo, las mediaciones de Dios a través de las canciones interpretadas por Ixcis. ¿Quién no ha cantado alguna vez alguna de sus canciones? Por eso nos fue imposible no corear algunas de las canciones más conocidas del grupo y que son canciones habituales en nuestras celebraciones y convivencias. Sin olvidarnos de la mágica atmósfera que reinaba esa noche en la capilla de Jerez.

Tras el concierto, tuvimos una pequeña fiestecilla, culmen de todos los reencuentros y anuncio de que se va acercando el final de la convivencia. El domingo, itinerario de pjv en mano, reflexionamos sobre cómo están funcionando nuestras catequesis. A mi parecer, no tendría sentido encuentros de este tipo, sin la posibilidad de espacios para el diálogo, la confrontación, el aprendizaje mutuo y la mejora continua de nuestra labor catequética. Antes de comer, no podíamos faltar a la celebración de la eucaristía, para poder cerrar así la convivencia. El punto final se produjo tras la comida con la foto de grupo. Tras esta foto llegó el momento de las despedidas.

Y ahora, en nuestras realidades, cada uno debe hacer el ejercicio de valorar este encuentro, aplicar lo aprendido, reflexionar las nuevas cuestiones, afrontar nuestras catequesis con unas ganas renovadas y esperar con ansias el próximo encuentro, cuidando nuestra fe y nuestra oración, para poder seguir discerniendo y dando pasos hacia nuestra verdadera vocación.

Moises García, Virgen del Camino (Málaga)

Related