«De dudas y respuestas»

Yo estaba a mis cosas,
preguntándome qué hacer.
Oí una voz, y yo respondí
agarrándome a ella:
«Habla, Señor, que tu siervo escucha».

¿Qué quería decirme?
¿Resolver todas mis dudas,
calmar mi inquietud?
Solo una sugerencia:
«Ven y lo verás».

Tengo muchas preguntas y muchas dudas
pero lo importante no es la respuesta.
Es el viaje antes que el destino.
Es la fe antes que la certeza.

Artículo anterior

«Los talentos»

Related

Una vez tuve un talento, y lo guardé, para no perderlo. Cuando el momento llegó, no supe encontrarlo...

Estuviste en el desierto. Y solo la palabra te sostuvo. Y ahora yo, estoy aquí,¿siguiendo tu...