Crónica de Puente-Muro 2

Las semana pasada tuvo lugar en la Casa Padre Damián de Jerez el segundo turno de Puente-Muro. José García de Lemus, un chico de la sevillana parroquia de San Marcos, nos cuenta qué tal le ha ido la experiencia. Por sus palabras parece que bastante bien…

 

 

Puente-Muro es una experiencia que recomendaría a todos los jóvenes cristianos, yo me lo pasé genial y aprendí muchísimo como cristiano. Te lo dejan muy claro en el principio, no es un campamento, es una convivencia, así que hay que tomárselo más en serio, pero aún así hay juegos, dinámicas y muchísimos momentos divertidos.Puente-Muro 2 2

Las charlas y momentos de reflexión son muy enriquecedores y enseñan muchísimo, todos me decían que sales de Puente-Muro cambiado, diferente a como entras. A mi esto me parecía exagerado, pensaba que tan sólo en siete días no iba a cambiar tanto… estaba equivocado sin duda, aprendes tantísimo y conoces tantas personas extraordinarios y te enseñan tanto, que sales muy diferente, cambiado a mejor, por supuesto.

La mejor manera de que la convivencia vaya genial, es dejarse llevar por los catequistas, yo lo hice y la verdad es que las cosas que hubiera hecho mal si no lo hubiera hecho son muchas. Sencillamente hay que tener en cuenta que ellos (la mayoría) ya han hecho Puente-Muro, y saben como se debe actuar, teniendo en cuenta, claro, que no se puede obligar a nada a nadie y que cada persona es un mundo.

Las oraciones son, probablemente, los momentos más bonitos de la convivencia, todos se emocionan con lo que dicen los catequistas en ellas y con las lecturas que se leen, crean momentos muy bonitos y que a más de uno hacen incluso llorar de emoción.

Otra cosa muy recomendable, es soltarte con tus compañeros, si bien hay gente a la que le cuesta más, casi todos cogen mucha confianza en muy poco tiempo. Yo, personalmente, he creado lazos muy fuertes con gente que no conocía de nada.

Puente-Muro 2 3

Recomendaría Puente-Muro, sobre todo, a las personas con dudas sobre su fe, en Puente-Muro, les quedará clarísimo si son creyentes o no. Aunque también si crees que en tu grupo de catequesis tienes poca confianza, ve a Puente-Muro, gracias a Puente-Muro, los/las de mi grupos son como mis hermanos/as.

Por todo esto agradezco a los catequistas y a los Sagrados Corazones por permitirme vivir esta experiencia tan enriquecedora, seguid así porque lo hacéis genial.

Artículo anterior

Crónica de Puente-Muro 1

Artículo posterior

La entrevista: María Flores

Related