Crónica de Pozos 1

Marta Alcayde, alumna del sevillano Colegio San José y miembro de un grupo de catequesis de la Parroquia Sagrados Corazones, nos cuenta qué tal ha ido en el primer turno de la convivencia Los Pozos y, como podréis ver, faltan palabras para describir todo lo vivido.

IMG_0829

Hace un año ya que esperaba esta gran convivencia de Pozos y aunque yo iba con expectativas muy altas, las ha cubierto con creces, ya que en esta semana he tenido un gran acercamiento a Dios gracias a las diversas actividades que hemos realizado a lo largo de este tiempo. El primer día llegamos con muchísima ilusión de volver a ver a nuestros compañeros de fe de distintas localidades como Madrid, Miranda… Fue una gran emoción volver a verlos después de tanto tiempo y tras realizar varios juegos organizados por nuestros queridos catequistas y curas, pude notar como la relación con ellos era cada vez más profunda y cercana.

Cada día era más intenso que el anterior, y aunque fueron solo seis días, este tiempo me ayudó muchísimo a nivel personal y espiritual. La reflexión tanto personal como en grupo es un punto muy importante en esta convivencia y hay que saber aprovecharlo al máximo, ya que te ayuda a conocerte más a ti mismo y en el acercamiento a Dios. Dentro de la sociedad en la que vivimos hoy en día es difícil cuando no imposible encontrar un momento de tranquilidad y soledad en el que poder centrarse en uno mismo y hacer un balance de la vida que llevamos pudiendo así valorar nuestros aciertos y errores, para planear e intentar llevar a cabos las acciones necesarias para enmendarlos.

También tienen una gran importancia en este aspectos los momentos de oración, que nos permite acercarnos más a Dios, aspecto que considero esencial de las convivencias, ya que en mi opinión el ultimo término de las mismas es este, conseguir una mayor comunión con Dios, ya que en algunos momento durante el año podemos tener la relacion con Dios mas descuidada y quizás encontrarnos mas alejados de Él, incluso sin ser conscientes de ello. No obstante en esta convivencia, al igual que en las otras cinco a las que he asistido, reforzamos dicha relación haciéndonos sentir mas cercanos al Señor, y comprendiendo que nunca nos abandona y siempre esta con nosotros. Por todo esto me reafirmo en mi convicción de que las convivencias que nuestro “cole” nos ofrece es un medio ideal para conseguir un fin esencial en la vida cristiana como es la meditación personal y la cercanía con Dios.

IMG_0830Desde un punto de vista humano, la convivencia, es una experiencia inigualable, ya que nos permite conocer gente nueva de todas partes de España, algunas con costumbres, tradiciones o culturas distintas a las que podemos vivir en Sevilla, pero todos con un vinculo común, nuestro amor hacia Dios. Esta es una parte de la convivencia que para mi es preciosa, ya que de ella, he sacado este año, como ha ocurrido en los anteriores, grandes amistades con las que compartir nuestra fe en la iglesia. Gracias a los diversos juegos y actividades que con todo el cariño preparan nuestros catequistas, el entablar relaciones se hace realmente sencillo, sintiéndose uno en ese ambiente distendido y afable con la mayor de las confianzas para hablar, reír y divertirse con personas a las que hacía unas pocas horas ni si quiera conocíamos. Permite además entablar una relación mas cercana con nuestros catequistas y curas, que son quienes sientan las bases de nuestra formación cristiana y con quienes pasamos muchas horas en nuestro proceso de evolución cristiana, así pues podemos conocernos mejor, lo que ayuda a mejorar la confianza con ellos siendo esto clave para facilitar nuestro camino hacia el sacramento de la confirmación, y quizás algún día ser nosotros los entusiastas catequistas de jóvenes que en unos años vivan las experiencias que hoy en día estamos teniendo la fortuna de vivir nosotros.

Es por todo ello que POZOS 2016 ha sido una experiencia inolvidable, ya que he experimentado un cúmulo de sensaciones que son difíciles de expresar. Tengo que agradecer a todas las personas que la han hecho posibles: curas, catequistas y mis compañeros, así como resaltar, que estoy segura que el años que viene estaré de vuelta.

Artículo posterior

Crónica Regina Mundi

Related