Crónica Convivencia Contemplar (Jerez)

“Nunca había ido a una convivencia, esta era la primera ya que es mi primer año en grupos juveniles. Desde el momento en el que me dijeron mis amigos lo bien que lo pasaban y la de cosas que aprendían, no dude ni un segundo en asistir a una nueva experiencia como esta.

Una convivencia corta pero intensa, con eso me quedo de ese fin de semana. Al llegar supe que iba a aprender muchísimas cosas y me iba a servir para profundizar en mi fe. El segundo día de estar allí vimos una película que trataba sobre la libertad y las decisiones que debemos tomar cada día, en esa película pude ver reflejado en distintos aspectos a Dios y me di cuenta de que Él tiene un camino preparado para cada uno o al menos es la luz de nuestro camino. Por la tarde el Padre Nacho nos dio una pequeña charla sobre el amor y nos planteó una cuestión: ¿Vivo amando o vivo a medias? Esta pregunta me dio mucho que pensar, y más tarde tuvimos que responder a distintas preguntas, que me gustaron muchísimo porque pudimos profundizar cada uno en nuestro interior.

Esas preguntas tuvimos que hablarlas en los grupos de reflexión y en ese momento me di cuenta de que todos estábamos allí por una misma razón, que a todos nos unía el mismo motivo allí en ese lugar y en ese momento. Esa razón era Dios que se reflejaba en cada uno de nosotros para escucharnos y para escuchar a los demás, y tener así un apoyo donde sujetarnos en momentos difíciles.

Ese mismo día por la noche tuvimos una oración distinta, fue la que más me gusto porque pudimos decirle a Dios el porqué de seguirle a Él. Cada uno escribió el porqué de anclar nuestro corazón en Él y ver que cada uno tiene sus motivos por lo que el Señor tiene preparado para nosotros distintos caminos en los que somos libres de elegir y debemos no solo ver sino contemplar cada una de las pequeñas cosas insignificantes que Dios pone en nuestro camino, y seguramente tengan mas historia por detrás de lo que parece.

Después de esta convivencia siento que debo profundizar más en mi fe, porque merece la pena tener algo a lo que anclarse , y una de las mejores cosas de mi vida y ha sido una gran suerte ha sido poder coincidir con Dios.”

Ángela Amalia Hernández (Parroquia Sagrados Corazones de Sevilla).

Related