Convivencia de comunidades de San Víctor

Este fin de semana he comenzado en comunidades juveniles con la convivencia en la Casuca del Escorial. Para mi esta convivencia era una oportunidad de conocer a la gente joven de mi parroquia, ya que solo conocía a unos pocos del coro.

La convivencia empezó cuando quedamos en la parroquia para ir al escorial. Una vez allí, nos instalamos y cenamos todos juntos. Esa noche fue para presentarnos y conocernos un poco más e introducir a los que éramos nuevos. Terminamos el día con el mítico juego de Pueblo Duerme.

Al siguiente día nos explicaron la dinámica de la convivencia y trataba sobre la importancia de la eucaristía. Tuvimos un tiempo de reflexión para que cada uno valorara el significado personal de la misa con ayuda de unos textos. Mas tarde nos dividieron en grupos y juntos compartimos nuestras experiencias, opiniones etc… En mi grupo me llamó la atención que el objetivo de todos, era conseguir hacer la misa del domingo, uno de los acontecimientos más importantes de la semana e intentar que no se convierta en una rutina sin importancia. También coincidimos en que tenemos que encontrar el sentido de la eucaristía independientemente de la parroquia a la que solemos ir, sin acomodarnos en una misa amena como la de San Víctor y probar en otros lugares nuevos donde sea totalmente diferente.

Por la tarde hicimos una actividad en la que representábamos con figuras de plastilina las diferentes partes de la eucaristía.

Por la noche Hicimos un juego de pruebas que sirvió para que hiciéramos piña todos.

El domingo por la mañana celebramos la eucaristia en la capilla de una manera muy acogedora y especial, ya que cada grupo había preparado una parte de la misa. Además, también fue un momento muy importante para mi grupo de comunidad ya que nos desvelaron quien sería nuestra nueva animadora.

En esta convivencia, tampoco faltaron las oraciones en las que nos encontrábamos con Dios y cada uno compartía sus peticiones y daba gracias.

También tuvimos momentos muy divertidos como las novatadas, el juego de la améba y los ratos libres. Pero sobre todo me ha servido para conocer genta nueva y poder hacer una comunidad de hermanos y entender la importancia de la eucaristía en los cristianos. Me ha encantado el comienzo de esta nueva etapa después de la confirmación.

Mª Carmen Gil (Pitu)

Parroquia de San Víctor (Madrid)

Related