Con otra mirada: “Totti, la selectividad y una pregunta”

Hace poco se retiraba una leyenda. Totti, el jugador estrella de la Roma. “Il Capitano” (el capitán) como le llamaban, ha dejado una huella imposible de borrar tras 25 años en el equipo. Recibió ofertas de otros grandes equipos, especialmente del Real Madrid, pero nunca pensó en abandonar la Roma.

2017-6 SelectividadEsto puede que te suene lejano, pero si empiezo a hablar de selectividad o de los exámenes quizás te sientas más identificado. Dentro de poco una o varias notas decidirán mucho. Eres un 4 o eres un 8, estas arriba o estas abajo, “eres listo o eres tonto” parece que se respira en el ambiente. Soy, quiero ser, seré…es lo que parecen demostrar los resultados de los exámenes.

Pero hay algo que quizás no nos preguntemos (y que explica porque aparece Totti aquí) y es ¿para quién soy? Esta pregunta nos abre un camino totalmente distinto.

En clave de fe es una pregunta que nos acerca mucho al modo de ser de Jesús. A quién nos debemos (para quién soy) nos lleva en primer lugar a ser claros: soy yo mi propio fin, es el otro, mi familia… Jesús dirá que se debe al Padre, al Evangelio, y que eso le lleva a los demás.

En los otros dos artículos que he escrito hemos pasado por el siguiente camino: aprovechar el tiempo eligiendo la vida y dejar que el otro entre en nuestra oración, en nuestra visión de las cosas…ahora, vamos un paso más allá, dejamos al otro tener un papel importante en nuestra vida, en las decisiones que tomamos. “Amar se conjuga con el verbo elegir”, son nuestras decisiones las que demuestran el amor que tenemos, y es ahí donde de verdad demostraremos qué y quiénes nos importan.

Totti (por cierto, católico practicante) se debía a su equipo aun en contra del fútbol moderno o fútbol negocio que solo busca el dinero y el éxito. Jesús era para el Padre, su mensaje y sus hermanos, aunque eso le pudiese costar enfrentarse a lo establecido. Y tú, ¿para quién eres?

Santi González González-Alemán

AS Roma v AC Chievo Verona - Serie A

Related