Con arte religioso: Muchacha en la ventana (Salvador Dalí)

En estas oscuras piezas, donde paso
días agobiantes, voy y vuelvo arriba abajo
para hallar las ventanas. -Cuando se abra
una ventana habrá un consuelo- .
Mas las ventanas no están, o no puedo
encontrarlas. Y mejor quizás que no las halle.
Acaso la luz sea un nuevo tormento.
Quién sabe qué cosas nuevas mostrará.

Esta vez combino disciplinas y obras que casan a la perfección: Muchacha en la ventana de Salvador Dalí y un extracto del escritor Constantino Cavafis.

10. Muchacha en la ventana (Salvador Dalí)Ambos hablan de ventanas. Ventanas cerradas, abiertas, a medio abrir, pequeñas, grandes, ventanas ciegas, rotas, etc. Su misión es recordarnos dentro de allá donde nos encontremos que hay un mundo fuera. Abrir las ventanas puede traer más luz y aire fresco a nuestra casa pero de un día para otro puede traer sólo polvo y frío. Muestra un mundo al que podemos mirar a través del cristal o al que saltar a conocer. El miedo a soñar y a no saber cómo acceder a aquellos horizontes tan hermosos que vemos a lo lejos nos puede paralizar y nos puede crear inseguridad y miedo alimentando el desalentador pensamiento de “imposible de alcanzar” o “demasiado para mí”.

En este miedo, el Señor se pronuncia y cuando hemos decidido apuntalar la habitación entera Él, que estaba dentro, se acerca y nos habla. Halla las ventanas, corre las cortinas, abre las puertas, asómate y sueña. No tengas miedo, Yo estoy contigo. Is. 41, 10.

Gloria López Pérez. Parroquia Virgen del Camino (Málaga)

 

Related