A propósito del #veranosscc

Después de las convivencias y campos de trabajo este es un buen momento para reflexionar sobre lo que supone el #veranosscc para nuestros jóvenes. Alejandra lleva cinco años disfrutando de estas experiencias y por eso le pedimos que comparta con nosotros lo que el #veranosscc ha significado y significa en su vida. 

 

 

2017. Veranosscc 3“¡Me alegro Alejandra! Esa experiencia de fe en la casa de Jerez poca gente que no la haya vivido la puede entender. Merece la pena de verdad y nos viene muy bien a todos.” Este mensaje me enviaba Nacho Domínguez sscc al terminar la convivencia que he hecho este verano; qué razón tiene, es difícil explicar qué se siente al venir a una convivencia o campo de trabajo porque son cosas que sólo cobran sentido una vez que se viven.

Al pararme a pensar por qué merece la pena vivir algo de esto sólo me salen cosas buenas que yo he vivido. Desde mi experiencia puedo decir que lo mejor que esto me aporta es el encuentro con Dios, creo que todos los cristianos estamos llamados a encontrarnos con el Señor de una manera u otra; para mi, estos momentos del verano me permiten ver a Dios a través de personas, oraciones o, incluso, a través de mi propio silencio.

Claro que todo esto merece la pena, merece la pena dejarte sorprender por el Señor, experimentar emociones que ni sabias que existían, conocer tu propia historia y entenderla, quererte para querer más y a Su estilo, aprender a rezar… Merece la pena también compartirlo con otros; a lo largo de estos veranos he compartido vivencias, oración y reflexiones con gente muy diferente a mí, con maneras de interpretar a Dios distintas. Sin embargo, me doy cuenta de que esto es lo bonito, es realmente impresionante darte cuenta de que Él consigue juntarnos en un mismo sitio para ir, poco a poco, moldeándonos. Compartir este camino al lado de personas tan importantes para mí es todo un regalo.

2017. Veranosscc 2

También resulta complicado explicar que, por medio de todas estas vivencias, he experimentado y experimento el Amor de Dios. Ya no soy la misma niña que venía a las convivencias de postcomunión, ahora soy capaz de entender que Él es quien me conoce mejor, quien es capaz de cambiarme los planes, de inquietarme, de cuestionarme, de pedirme cada vez un poquito más; ahora comprendo que la fe no es un camino siempre llano, que también está lleno de dudas pero que son de estas dudas de donde salen las mayores certezas y la alegría de comprender que yendo por el camino que Él propone serás más feliz.

Construir puentes con los demás, revisar nuestro corazón, conocer a los preferidos del Señor, buscar dónde podemos servir más y mejor o aprender a ser mejores discípulos de Jesús son cosas fundamentales que todo cristiano debe hacer en su recorrido de fe, a mí, vivir un verano al estilo de los Sagrados Corazones me está dando la oportunidad cada año de dar un pasito más en mi fe. Benditos aquellos lugares donde cada uno vive su verano sscc pero, sobre todo, bendito el motivo de estar ahí.

 

Alejandra Pallarés (Parroquia Sagrados Corazones – Sevilla)

Related